La importancia de una buena educación.

educación-emocionesEnseñar a tus hijos e hijas el respeto, la empatía y el rechazo a cualquier tipo de explotación y discriminación es el camino a una mejor sociedad.

No podemos delegar aspectos de la educación a otras esferas alejadas del hogar.

Desarrollar en las personas menores hábitos sanos, de empatía, y no violentos, que se valoren como aspectos básicos de vida es muy importante.

“La enseñanza que deja huella no es la que se hace de cabeza a cabeza, sino de corazón a corazón.” – Howard Hendricks

Por consecuencia de lo anterior deberíamos también inculcar hábitos alimenticios sanos, para evitar procesos patológicos desde su raíz, como las enfermedades cardiovasculares, aterosclerosis, niveles elevados de colesterol e hipertensión arterial, y conductas que podrían derivar en enfermedades, como la ingesta calórica excesiva, el sedentarismo, y otros malos hábitos que las personas jóvenes pueden considerar correctas sin una buena formación.

Al enseñar a las personas más jóvenes empatía y buenos hábitos también les enseñamos autocuidado y autoestima, cuando una persona se ama a sí misma, es más fácil que sea una persona feliz, una persona feliz rechazará cualquier tipo de comportamiento violento con ella misma y con los demás humanos y no-humanos en la mayoría de los casos.

Tendremos personas que rechacen cualquier tipo de comportamiento violento, y costumbres no saludables que impidan la adquisición de un bienestar físico y mental, y ayudarán a cumplir el objetivo de “vivir más, vivir mejor en sociedad, y ayudar a los más necesitados”.

Recuerde: Educar a los niños y niñas desde temprana edad, es la medida preventiva más eficaz para ser mejores personas, evita conductas violentas a lo largo de toda la vida del individuo y mejora su salud. Nunca será tarde para instruir; enseña correctamente, es muy probable que no lo olviden en el futuro y por favor no eduque desde el especismo; rechácelo.

Recomendaciones: