Explotación Animal por Moda

Abrigo de PielPara elaborar artículos de piel se matan millones de animales. Algunos mueren directamente en las fábricas de peletería y otros son víctimas de la cacería, aunque también las pieles se obtienen del comercio de restos de los seres sintientes destinados al consumo humano; entre ellos los preciados miembros de la fauna silvestre.

Algunos de estos animales pueden ser exclusivamente criados para satisfacer la demanda del mercado en cuanto a la industria de la moda, pues de ese modo se da un mayor cuidado a la piel del ser viviente durante su vida y su asesinato.

Estos animales son cazados con trampas o pueden ser reproducidos en “granjas peleteras” donde viven privados de libertad para luego ser asesinados con gases, electrocución anal, inyecciones de veneno, ahogándolos o haciendo uso de algún arma, de manera tal que no dañe la piel que se venderá, ya que el animal es visto como un bien de consumo y no como una criatura sintiente.

La experimentación y desarrollo de nuevos estilos de pieles da origen a nuevas enfermedades y mal formaciones, dañando permanentemente a la víctima hasta el día de su asesinato, solo para conseguir dar variedad al consumidor o reducir costos a la industria.

A pesar de que no existe motivo o necesidad para utilizar pieles de animales, es una práctica muy común en la que la mayoría de personas lo ven como un lujo. Además, hay quienes rechazan el uso de pieles de animales silvestres como zorros o cocodrilos, pero no dudan en usar, por ejemplo, botas de piel de vaca o caballo, cuando ambas opciones son innecesarias e injustas. Actualmente, tenemos variedad de alternativas, como el algodón, las pieles sintéticas o el “cuero vegetal”. El uso de piel animal, de la especie que sea, es tan innecesario, como el consumo de carne, lácteos, huevos, miel, lana, y tan superfluo como mantener animales en cautiverio en zoológicos, utilizarlos en circos o para testar cosméticos, entre muchos otros.

Hacer un juicio de valor sobre una acción como injusta o inmoral mientras financiamos otra injusticia, es incoherente y constituye un acto egoísta de parte de los seres humanos, ya que condenamos a millones de animales solo para satisfacer nuestros fines.

Si desea mayor información sobre dónde encontrar productos en nuestro país por favor contacte con nuestro grupo de trabajo, así podemos colaborar para que usted forme parte del cambio y sea una persona más en rechazar la explotación animal.

Recomendaciones: