Combatir el asma y las alergias de forma natural

Ilustración AsmaEl asma y las alergias se pueden manifestar a cualquier edad y sin importar el sexo, generalmente las personas más susceptibles a padecerlo son aquellas con un sistema inmunitario deficiente.

Mantener una alimentación saludable puede transformar nuestro cuerpo y ayudar a prevenir la aparición de enfermedades.

Recuerde la siguiente frase:

“Somos lo que comemos” – Ludwig Feuerbach

¿Por qué se producen estas reacciones?

Esto sucede cuando los anticuerpos del sistema inmunitario identifican como sustancia dañina algo que no lo es, por ejemplo el polen; en este caso los anticuerpos se combinan con el alérgeno para proteger el organismo de la sustancia.

En el proceso de protección se da la aparición de otras sustancias químicas que son liberadas por el sistema inmunitario provocando en su paso los síntomas de alergia: picor, coloración, reacciones en la piel, congestión nasal, ojos llorosos, entre otros.

Cuando estos síntomas afectan las vías respiratorias generalmente causan dificultades para respirar, sensación de presión en el pecho, entre otros; a esto se le conoce como asma.

¿Cómo reducir las crisis de forma natural?

Llevando una alimentación sana y balanceada de origen vegetal, incrementando el consumo de frutas y verduras para aumentar la ingesta de antioxidantes necesarios para ayudar el sistema de defensa de los pulmones.

También podría consumir suplementos alimenticios altos en carotenoides. – recomendamos siempre que esto sea supervisado por su especialista.

Evite consumir:

  • Grasas saturadas – (carnes, lácteos, bocadillos procesados, alimentos fritos, entre otros.)
  • Alimentos salados – (los alimentos altos en sodio pueden exacerbar las respuestas del sistema inmune desencadenando síntomas.)
  • Grasas trans – (alimentos procesados preparados con aceites vegetales parcialmente hidrogenados: margarinas, pizzas, hamburguesas, papas fritas, entre otros.)

Mejoramiento del asma bronquial

Un estudio sueco de 1985 mostró que los asmáticos que logran mantener durante un año una dieta vegana experimentan una dramática reducción en la frecuencia y severidad de sus ataques, y en su consumo de medicamentos. Veintidós de las veinticuatro personas estudiadas constataron una mejoría en su enfermedad.

En el hospital de la Universidad de Linkoping quisieron corroborar si la teoría era cierta.

Eligieron a 35 personas muy enfermas que tenían asma bronquial desde hacía unos 12 años y que se medicaban desde bastante tiempo (20 incluso con cortisona) y se les alimentó, durante un año, con alimentos de origen vegetal como única terapia.

De los 24 participantes que consiguieron llevar una alimentación vegana durante todo el año, el 71% afirmó tener mejoras en tan solo 4 meses y el 92% las tuvo pasado un año. La mayoría redujo drásticamente la medicación que tomaba, 4 personas dejaron de medicarse, otros pudieron incluso dejar la cortisona y tan solo 2 no pudieron reducir su medicación.

También hubo una mejora significativa en bastantes variables clínicas como la capacidad vital, el volumen espiratorio forzado y la capacidad de trabajo físico, así como un cambio significativo en los niveles de la IgM y de la IgE, dos anticuerpos asociados con las alergias. Además, los participantes también mejoraron sus niveles de colesterol y triglicéridos, su presión arterial disminuyó y adelgazaron unos cuantos kilos.

Anteriormente escribimos la nota sobre cómo aumentar las defensas de forma natural recomendamos que también tome el tiempo para leerla y obtenga más información importante sobre el funcionamiento de nuestro organismo y los beneficios de mantener un estilo de vida con alimentación vegana.

Recomendaciones: